Cristian Ordoñez. Editor

Libros Malaletra

librosmalaletra.com

Actualmente, cuando hablamos de edición, primero debemos preguntarnos qué es un libro. Ya que al analizar aquello que unifica nuestra concepción del libro, incluso como simple objeto físico, nos daremos cuenta que el concepto más simple es la capacidad de un objeto para contener información y así poderla transferir de lugar y conservarla a través del tiempo. Por otro lado, el proceso de edición, producción e impresión ha cambiado a lo largo de la historia de acuerdo con la incorporación de los avances tecnológicos. Estas circunstancias han colaborado, junto con otros factores, para obtener una gran sofisticación respecto al uso del libro, ya que cada tipo de libro es procesado de forma específica: reconocemos la diferencia entre un directorio telefónico, un libro de texto, un estudio filosófico o una novela, por el uso que le podemos dar a la información que contienen y no por las particularidades físicas de su contenedor. Esta característica no se circunscribe a los libros impresos sino que la han heredado las publicaciones digitales, aunque en éstas el “contenedor” estará íntimamente relacionado con el uso de la información.

Asimismo, conforme la digitalización del proceso editorial ha ido abarcando cada etapa del mismo, el manejo de la información digital se ha vuelto común para todos los implicados —y esto ya casi aplica para todas las esferas del quehacer humano y no sólo para el ámbito editorial—. Dicha digitalización conlleva desde hace tiempo a que el proceso de edición, producción e impresión de un libro sea completamente digital. Sin embargo y no obstante lo anterior, la generación de libros electrónicos en gran parte de las editoriales mexicanas sigue siendo un apéndice de su producción impresa, si bien su proceso editorial debería haber evolucionado de manera natural a la inclusión de los ebooks como parte de su producto final.

El incorporar la publicación digital como parte de la producción editorial no implica realizar cambios drásticos en la misma, puesto que, como se ha mencionado, el proceso ya es completamente digital. Lo que sí conlleva es un análisis profundo de los propios procedimientos para replantear la corrección, la edición y la formación del libro. Sobre todo comprende el empleo de lenguajes de marcado como XML, ya que son cruciales para obtener un master digital que permitirá un uso más dinámico de la información. Tener los textos correctamente marcados nos capacita su migración a cualquier plataforma de manera casi inmediata y además pueden utilizarse herramientas de edición colaborativa en la nube que optimicen su proceso de corrección. La implementación de un lenguaje de marcado proveerá un proceso más fluido no sólo para las primeras etapas de la edición, sino también para la maquetación del impreso y para la formación del ebook —o cualquier plataforma digital que se escoja para su publicación—, y esto se debe a que los procesadores de texto y los programas de maquetación utilizan XML como base para sus archivos.

Por último, no se necesitan grandes inversiones para tener una producción editorial que abarque la publicación del impreso y del digital. Lo que si se requiere es un análisis serio del proceso que se lleva a cabo para así incorporar el uso de lenguajes de marcado y de metadatos. Además, se debe mejorar nuestro manejo de los formatos con que hemos trabajado los textos toda la vida: como el Word y el Indesign. Lo fundamental será aprender a migrar nuestra información a diferentes plataformas con un lenguaje de marcado; ya que esta es la tarea más importante cuando se está actualizando el proceso editorial. También será lo que, independientemente del formato y del soporte, facultará su conservación como libro a través del tiempo.

Cristian Ordoñez Cristian Ordoñez es de la Ciudad de México. Editor-fundador de Publicaciones Malaletra, la primera editorial digital mexicana. Licenciado en Letras Hispánicas por la UNAM. Coautor del libro Introducción a la edición digital en la colección Biblioteca del Editor de la UNAM. Asimismo, en esta institución realizó las ediciones digitales: Obras de José Joaquín Fernández de Lizardi, del Instituto de Investigaciones Filológicas y Principia Taxonomica, de la Facultad de Ciencias.

libros.malaletra.com

Libros Malaletra es una editorial independiente, especializada en la edición de libros digitales, fundada por Cristian Ordoñez y Álvaro Jasso en la ciudad de México y que busca generar un diálogo entre distintas disciplinas y conectarlas a través de sus públicos con ayuda de la distribución digital.

Uno de sus objetivos es alcanzar el mercado hispanoamericano y mejorar la distribución de autores por el continente aprovechando la distribución en línea, pero también, con traducciones, dar a conocer en diversas regiones lo que aquí se hace.

Su catálogo se compone de siete colecciones que recopilan obras de narrativa latinoamericana contemporánea, prosa, dramaturgia, libros de arte contemporáneo, ensayos y un registro de la actividad teatral al interior de la República mexicana.