El auge de los audiolibros

Por Paola Pérez Masedo

En los últimos años, el formato de audiolibros ha experimentado un crecimiento del 20% anual. Cada vez son más los lectores que se pasan a este nuevo formato o complementan sus lecturas mediante la audición de sus títulos favoritos. En el mundo hispanohablante, la oferta de audiolibros ha crecido un 33% en el último año, superando los 4.000 títulos en activo, en comparación con los apenas mil de hace unos pocos años.

En cuanto a los segmentos, dominan de forma clara los audiolibros de ficción (un 77%) frente al 23% de no-ficción. Especialmente, ha penetrado este nuevo formato entre los menores de 35 años. Los usos principales son durante los viajes en transporte público (52%), durante desplazamientos en automóvil hacia el trabajo (25%) o mientras se realizan actividades físicas (25%). La media de audiolibros escuchados es de 6,7 libros al año.

En este contexto, destaca especialmente la empresa sueca Storytel, que cuenta ya con un servicio en español y con 500.000 abonados a nivel mundial. Desde 2005, Storytel ofrece un servicio de subscripción similar al de otras empresas punteras del sector cultural como Netflix.

Según un artículo de El País sobre este mismo tema, se espera que de aquí a 50 años, los audiolibros representen un 30% de la cuota de mercado. En los países anglosajones, escandinavos y en Alemania esta cuota no parece muy lejana. ¿Pero qué es lo que ha facilitado el éxito de los audiolibros en la actualidad? Según los expertos, la proliferación de las plataformas online y de los dispositivos móviles ha facilitado la expansión de los audiolibros que, si bien ya existían en la década de los 90 del siglo pasado, nunca llegaron a adquirir la popularidad esperada.

En Estados Unidos, los audiolibros ya representan una parte considerable del mercado editorial. Según la Audio Publishers Association, las ventas de audiolibros subieron en 2016 un 18.2% con respecto al año anterior, alcanzando la cifra de 2.1 billones de dólares. Se trata del tercer año consecutivo con tasas de crecimiento cercanas al 20%, una cifra inaudita dentro de los parámetros habituales de la industria editorial. Más de 67 millones de estadounidenses, un 24% de la población de Estados Unidos, ha escuchado un audiolibro en el último año, lo que supone un 22% que el año 2015.

En Reino Unido, los datos también invitan al optimismo. Las ventas se han doblado en los últimos cinco años de acuerdo con Nielsen, especialmente entre los oyentes masculinos entre 25 y 44 años. Esto último es especialmente relevante para una industria donde el 80% de los lectores son mujeres, lo que significaría que los audiolibros están ayudando a penetrar en un segmento de consumidores que se le resistía al libro tradicional.

El siguiente paso para compañías líderes en el mercado como la ya mencionada Storytel, Audible, Audioteka y Kobo es el salto hacia el mercado hispanohablante. El plan de negocio elaborado por Storytel para estas regiones se centra en audiolibros de distintos géneros y la alianza con grandes editoriales como Penguin Random House y Planeta. Se prevé el lanzamiento de 400 títulos en este año que se verían aumentados en unos 10.000 para el 2020.

Aunque se trata de un formato que aún está introduciéndose en la mayor parte de países latinoamericanos, en México por ejemplo, ya se cuentan las primeras iniciativas locales a este respecto. El portal Descarga Cultura.UNAM, donde se encuentran Podcasts sobre los más variados temas, registra más de 40.000 descargas al mes, pero también la plataforma Así como suena está teniendo un notable éxito gracias a su modelo de podcasts descargables.

No cabe duda de que los audiolibros representan una tendencia en ascenso en el mercado editorial. No es de extrañar que el gigante tecnológico Google haya comenzado  a vender audiolibros en Google Play Store en 45 países y en nueve idiomas, incluido el español. En principio, esta noticia no ha sorprendido a nadie ya que representa un paso lógico en la trayectoria de la empresa estadounidense. Sorprendente sí que es, sin embargo, que a diferencia de Storytel y Amazon Audible, Google pone los audiolibros a disposición del lector sin suscripción.

Aún es pronto para aventurarse a hacer una previsión sobre el grado de expansión de audiolibros. Lo que sin embargo está cada vez más claro, es que los audiolibros han venido para quedarse.

Para más información:

http://www.dosdoce.com/2017/10/01/audiolibros-en-espanol/

https://elpais.com/cultura/2017/10/12/actualidad/1507791401_846561.html

https://publishingperspectives.com/2018/01/google-play-audiobooks-format-growth/?utm_source=emBlue&utm_medium=email&utm_campaign=NL%20Proyecto451&utm_content=NL%20256–Google%20y%20Spotify%20ingresan%20al%20mundo%20del%20audiolibro&utm_term=DICIEMBRE_Resto–2–none–70-80–ENVIO%20SIMPLE