Comunidades de lectores en el espacio digital

Aditi Ruiz es una diseñadora e investigadora que explora el futuro de la experiencia humana en los espacios digitales. Actualmente es Diseñadora de Experiencias de Usuario (UX) en Wizeline, una empresa de desarrollo de software y productos con un enfoque en Inteligencia Artificial y Big Data, donde lidera el diseño de interfaces conversacionales. Anteriormente fue Coordinadora de Difusión Cultural de la Biblioteca Pública de Jalisco, donde desarrolló programas de participación comunitaria.

Con un enfoque en chatbots y aplicaciones de voz, a Aditi Ruiz le interesa la narrativa que conecta el lenguaje con la tecnología. Ella ofrecerá el Key Note “Desarrollo de audiencias” el miércoles 20 de febrero a las 10:30 horas, donde responderá a preguntas sobre cómo relacionar lo que se busca en Internet con contenidos que se quieren monetizar, así como ejemplos de estrategias innovadoras de mercadotecnia para vincular una demanda cada vez más específica de contenidos con una oferta cada vez más abundante.

Además, Aditi participa junto a Gerardo Seifert (Megacable) y David Peman (Nielsen BookScan), moderados por Gina Jaramillo, en la mesa redonda del miércoles 20 de febrero a las 11 horas, “La era digital: Los circuitos de transmisión, los contenidos y las rutas del usuario”, donde conversará en torno a los mecanismos y herramientas que sirven para ofrecer al público los contenidos y productos que efectivamente está buscando.

Aditi, ¿sigue siendo vigente el debate sobre si el libro electrónico reemplazará al libro impreso?

Definitivamente no. Hace algunos años se especulaba de esta forma sobre el futuro del libro, pero ahora resulta evidente que el libro impreso no desaparecerá pronto. Los avances tecnológicos no necesariamente cambiaron al libro impreso, pero sí transformaron a todo lo que está alrededor de un libro. Desde cómo se escribe (nuevos tipos de software de edición de texto con inteligencia artificial), cómo se distribuye (desde impresión sobre demanda o pagada por medio de crowdsourcing), hasta cómo se forman nuevos públicos a través de redes sociales. El formato ya no es lo más importante, sino toda la experiencia que se crea en torno al libro, sobretodo cuando esa experiencia está alineada a los intereses y necesidades de los usuarios.

 ¿Qué tipo de nuevas interacciones se han creado en torno a la lectura con los recientes avances tecnológicos?

Aunque la lectura se realice de manera individual y en libro impreso, hay una creciente tendencia hacia la creación de comunidades potenciada por la tecnología. Un ejemplo de esto son los grupos o clubs de lectura en línea, ya sea en plataformas dedicadas a esto como Goodreads de Amazon, o simplemente grupos de lectores en Instagram unidos por un hashtag. Este tipo de comunidades son vitales para el desarrollo de audiencias, ya que permiten a los usuarios tener una oferta mucho más amplia y específica para conectar con lectores afines de lo que posiblemente podrían encontrar de manera presencial. Esto también es bueno para la industria editorial, ya que son públicos genuinos que se crean de manera orgánica. Algunas empresas tratan de fomentar esto con patrocinios a líderes de comunidades prominentes o creando mercancía relacionada al libro. Otro ejemplo de interacción está en los libros de Kindle, en esa pista visual de que cierto número de lectores subrayaron el mismo fragmento que nosotros. Esto introduce un elemento de complicidad y conexión en la experiencia de lectura.