Entrevista con Babar Baig

Por la redacción

Hablamos con Babar Baig, CEO y cofundador de WriteReader, startup del año en el último concurso CONTENTshift 2017.

En primer lugar, ¡felicitaciones por vuestro premio en CONTENTshift 2017! Nos gustaría saber algo más sobre esta aplicación. ¿Cuándo fue creada y cómo se os ocurrió la idea?

Durante más de 200 años hemos estado enseñando a nuestros niños a escribir y leer siempre del mismo modo. Pero, sin embargo, uno de cada cinco niños sigue siendo analfabeto funcional. Puesto que somos padres y profesores apasionados, pensamos: bien, si los niños no son capaces de aprender del modo que les enseñamos quizás deberíamos enseñarles del modo en que ellos aprenden. Así, creamos WriteReader hace 5 años con la visión de aumentar las habilidades de lectoescritura de los niños de todo el mundo haciéndoles aprender a través de la creatividad.

¿Cómo ayuda esta herramienta a mejorar las capacidades de lectura y escritura?

Los niños aprenden cuando están motivados y no se les motiva teniendo que poner en diferentes órdenes A, B y C; se les motiva contando historias sobre dinosaurios, Ronaldo, Chicarito, skateboarding, pink y unicornios peludos. Dejamos a los niños escribir libros sobre sus propias pasiones sin hacer que las correcciones de ortografía los ralenticen o los desmotiven. Un profesor o un padre luego escribe según las normas ortográficas, de forma que se trata más de comparar que de corregir. En realidad, esta es la manera en que enseñamos a nuestros hijos a hablar. Creemos que todo niño tiene una historia que contar, y a través de WriteReader, les damos una voz para que compartan sus historias y se convierta en autores con independencia de sus habilidades escritoras. Estudios independientes desarrollados por el colegio de profesores de Dinamarca concluyeron que los niños que usan WriteReader durante 6 semanas adelantan en sus habilidades escritoras un 11.8% en comparación con el resto del grupo. Además, aparte de escribir, los niños pueden guardar en audio sus propias historias.

 ¿Cómo se puede usar de un modo eficiente la herramienta sin necesidad de la ayuda directa de un adulto?

Los niños pueden efectivamente escribir y guardar sus historias en audio sin la ayuda de un adulto, aunque no cabe duda de que el aprendizaje siempre se desarrolla en interacción con los demás y es por ello que el resultado es mucho mejor cuando los padres o los profesores pueden valorarlo en todo momento. La tecnología no trata de reemplazar a los profesores sino de dotarles a ellos y a los padres de más tiempo para que puedan concentrarse en lo realmente importante.

¿Hay alguna función de la herramienta que sea tu favorita? ¿Cuál y por qué?

La función audio con la que los niños pueden guardar sus historias se usa mucho y además ayuda a dar una voz a aquellos lectores y escritores que necesitan más esfuerzos. Estamos implementando la función opuesta, de voz a hablada a texto, y además estamos preparando la versión en español de México de WriteReader para el próximo año. Espero que podamos encontrar a editoriales mexicanas con los que trabajar conjuntamente para lanzar nuestro producto en México.

¿Cuál sería el mayor éxito para WriteReader?

Me siento muy privilegiado de poder trabajar con niños. Observo cada día como los niños se benefician y aprenden a través de WriteReader. Esto es para mí un auténtico éxito. Estamos realmente contentos de que WriteReader sea ya una parte integral del currículo educativo de lengua danesa en el 75% de la escuelas de Dinamarca. Queremos seguir cosechando éxitos, especialmente en América Latina, pero necesitamos editoriales que dispongan del alcance necesario. Estoy seguro de que juntos podemos contribuir positivamente a la vida de niños y dotarles de las habilidades que necesitan para que puedan prosperar en el siglo XXI.