Entrevista con Helena Gustafsson

Por la redacción

Hablamos con Helena Gustafsson, Head of Global Publishing en Storytel, sobre su empresa, el negocio de los audiolibros y sus previsiones para los mercados de habla hispana y especialmente México.

Cuéntanos algunos detalles sobre la empresa Storytel, ¿desde cuándo existe? ¿Siempre ha operado con audiolibros?

Storytel se parece mucho a Netflix, Spotify o Deezer, solamente que aplicado a los audiolibros. La empresa fue fundada hace 10 años y cuenta actualmente con 530.000 subscriptores en 11 países. En total, todos los oyentes dedicaron más 150 millones de horas a escuchar audiolibros. En realidad, la empresa siempre se ha centrado en los audiolibros o audiohistorias aunque también ofrece e-books.

¿Desde cuándo trabajas para Storytel?

Desde 2013. Me incorporé cuando Storytel adquirió la editoorial independiente de audiolibros Storyside, donde era la directora desde 2005.

¿Tenías una relación especial con los libros antes de comenzar a trabajar para Storytel?

Siempre, desde pequeña, soñé con ser bibliotecaria. La mayor parte de la gente en Storytel (desde el departamento de informática al departamento de apoyo) son amantes de las historias. Todos leemos libros en algún formato, vemos películas y series de televisión.

¿Cuál es exactamente el servicio que ofrece Storytel? ¿Se trata de una plataforma con audiolibros similar a una biblioteca? ¿También convierte libros impresos o e-books en audiolibros? ¿Cómo funciona el negocio de Storytel?

Como ya dije arriba, Storytel se asemeja mucho a Netflix, Spotify o Deezer, solamente que con audiolibros. Se trata de un servicio de subscripción ilimitado, que puedes descargar como una app en el celular. El subscriptor paga una tarifa mensual y con ello consigue acceso al catálogo completo.

Storytel tiene dos modelos de negocio distintos. Si una editorial dispone de e-books o audiolibros, ofrecemos asociarnos para la distribución. Las editoriales se encargan de cargar el contenido a Storytel y reciben una cantidad de dinero por cada escucha o lectura.

Pero, si una editorial no tiene e-books o audiolibros y no está interesado en invertir en la producción de audio, Storytel puede adquirir la sublicencia para los derechos de audio y digital, producir el audio y el e-book y distribuirlos. En este caso, la relación es la de una sub-licencia de derechos.

El mercado del audiolibro en Europa del Norte existe desde hace varios años. ¿Cuándo decidió Storytel comenzar a expandirse en otros países y en otros idiomas?

El audiolibro es un formato con cierto grado de madurez en muchos países del norte de Europa como Suecia, Noruega, Dinamarca, etc. Este formato ha experimentado un crecimiento constante anual desde hace más de 20 años. Hay otros países de Europa como Polonia, Rusia, Turquía, España o Italia donde los audiolibros representan un nuevo formato que acaba de entrar en estos mercados. Esperamos un crecimiento en estos mercados en los próximos años. La estrategia de expansión comenzó en 2013 y fue gracias a una oportunidad surgida para cooperar con Rubinstein en Holanda. Creemos seriamente que la pasión por escuchar es algo universal, lo que hace de cada país un mercado potencial para Storytel.

¿Cuáles son vuestras proyecciones para el mercado latinoamericano? ¿Cuál es vuestra experiencia en España hasta la fecha?

En España estamos creciendo de acuerdo a nuestro plan. Lanzamos el servicio en octubre de 2017 con cerca de 1.000 títulos disponibles en español. El 60% de los títulos han sido producidos en castellano de España y el 40% restante en español de América Latina con el fin de asegurarnos que los oyentes pueden escuchar y disfrutar de las historias en su acento. Somos un actor global que atiende a las sensibilidades locales.

Las grandes editoriales  españolas y mexicanas como Penguin Random House, Grupo Planeta, Grupo SM México u Océano México así como otras medianas tales como Acantilado, Roca Editorial, Edhasa, Editorial Diamante y las independientes como Almadia, CIDCLI, Nórdica, Impedimenta o Rey Naranjo entre muchas otras, ya nos han ofrecido sus títulos y catálogos en formato audio para nuestro servicio en español. Prevemos que más editoriales mexicanas y españolas se unan a nuestro servicio en los próximos meses.