Entrevista con Marc Santandreu

Por la redacción

Hablamos con Marc Santandreu de la startup barcelonesa Tekstum, centrada en la obtención de algoritmos para la identificación de los deseos del consumidor.

¿En qué se basa el servicio que ofrece Tekstum?

Tekstum es una startup de base tecnológica, fundada en abril de 2014, en Barcelona, cuyo objetivo es acercar los beneficios de la tecnología Big Data e Inteligencia Artificial al mundo del libro. Durante los primeros años de actividad; hemos centrado nuestros esfuerzos en el desarrollo de algoritmos específicos para el sector editorial que descubren las emociones y sensaciones que una obra transmite a sus lectores. Se realiza un análisis científico de las opiniones, comentarios y reseñas que los lectores realizan en plataformas literarias, blogs o redes sociales.

En la actualidad, Tekstum comercializa una solución que identifica, mide y analiza los sentimientos y las emociones de los lectores con el fin de enriquecer las redes de minoristas, optimizar los resultados de recomendación, mejorar la estrategia de descubrimiento y aumentar el ratio de éxito de editores, autores o responsables de marketing.

Uno de los grandes valores agregados de Tekstum es la adaptabilidad de sus algoritmos, sin embargo, la IA y el Big Data apenas comienzan a ganar terreno en el mercado latinoamericano, ¿podrías contarnos cómo es que Tekstum y sus algoritmos funcionan?

En Tekstum tenemos la capacidad de desarrollo de algoritmos capaces de analizar automatizadamente miles de opiniones y comentarios expresados por lectores y/o usuarios. La comprensión del comportamiento del lector que tenemos a través de estos datos va mucho más allá de las cifras de ventas y nos ofrece información sobre la experiencia lectora de elevado valor. La Inteligencia Artificial aprende de toda esta información para hacer mejores recomendaciones o sugerencias a los lectores.

Los lectores dejan “huella” cuando comparten sus experiencias a través de reseñas, comentarios o posts. Toda esta información, debidamente analizada, aporta valor a los distintos agentes del sector editorial. La tecnología big data y la inteligencia artificial nos ofrecen el análisis científico necesario para hacerlo realidad.

¿Cómo logra Tekstum enriquecer las plataformas de venta online de una editorial?

Enriquecemos sitios web de venta de libros con información de sentimiento con el fin de mejorar la experiencia de búsqueda y de compra de los lectores. Se ofrece un novedoso sistema de recomendación fundamentado en las emociones y sentimientos de los lectores que va más allá de los sistemas tradicionales basados en las compras pasadas de los usuarios o en las búsquedas anteriores.

El uso de las palabras clave obtenidas por los algoritmos de Tekstum supera las categorizaciones tradicionales para acercarse a una segmentación emocional que facilita unas recomendaciones más personalizadas y precisas. Novelas divertidas, trepidantes, intensas, adictivas, bien documentadas o libros inspiradores, definidos así por los lectores, son la base para una selección y recomendación basada en aspectos emocionales. Por ejemplo, en España, enriquecemos la plataforma Oh!Libro de Grupo Planeta proporcionando las valoraciones emocionales de cada libro.

¿Cuáles son los planes a futuro para una de las startups catalanas más exitosas de los últimos años?

Hasta el año pasado se ha ofrecido el servicio para libros en español, en inglés y en catalán. A finales de 2018 está prevista las versión en francés y en el segundo semestre de 2019 en alemán. Asimismo también tenemos intención de ampliar nuestros servicios a otros sectores del ámbito cultural, por ejemplo, aplicado a museos.

En tu opinión, ¿cuál es el valor agregado que Tekstum puede llegar a ofrecer al sector editorial hispanoparlante?

Los beneficios de los datos que proporcionamos aplican tanto para lectores como para  editores. Los lectores descubren más material que refleja y satisface con mayor exactitud sus necesidades, ya que las recomendaciones y los resultados de búsqueda están más personalizados y ajustados a usuarios específicos. El uso de los datos así garantiza una mejor experiencia del consumidor mientras que los editores fomentan la creación de libros aún mejores, que a su vez generan beneficios de venta porque identifican explícitamente lo que los lectores quieren (y esperan) leer. Esto contribuye a una conversión de venta más fácil y permite optimizar tanto la venta de los libros como la venta de experiencias, centrándose tanto en las necesidades de los lectores como en las necesidades de los editores.