Entrevista con Myrna Ortega

Por la redacción

Hablamos con Myrna Ortega de Descarga.Cultura.UNAM, plataforma innovadora para la descarga y la escucha de podcasts que ya en su momento preconizó la llegada del formato audio como nueva forma de hacer uso del contenido.

¿Desde cuándo comienza la idea y cuáles eran las expectativas de Descarga Cultura cuando inició el proyecto?

El proyecto inició a concebirse a principios del año 2008, aunque hubieron antecedentes previos que nos señalaron el camino a seguir. Nuestras expectativas eran llegar primordialmente a los estudiantes universitarios con materiales que pudieran disfrutar durante sus tiempos de traslado. En realidad esas expectativas se han visto rebasadas por la suma de público sin vínculo con la Universidad que se ha hecho usuario habitual de nuestro servicio.

¿Cómo se han modificado las prácticas de operación y el consumo cultural de los usuarios?

La plataforma fue diseñada con un sistema de vanguardia en su momento que ha sido básicamente el mismo que venimos usando hasta ahora que, precisamente, estamos por renovarlo completamente. El consumo de los usuarios se está moviendo, cada vez más, al uso de las aplicaciones para dispositivo móvil más que a la escucha y descarga desde el sitio web. Por otro lado, hemos detectado usuarios que no eran habituales del uso de productos culturales en audio que ahora, a partir de su experiencia utilizando Descarga Cultura.UNAM, lo han descubierto y lo disfrutan mucho. Yo supongo que ellos serán usuarios naturales del audiolibro.

¿Hacia dónde va Descarga Cultura y cómo se se ha ido adaptando a la evolución tecnológica?

Durante estos 10 años nos hemos ido adaptando conforme han surgido dispositivos móviles más potentes y prácticos para la utilización de nuestro servicio, por ejemplo los celulares y las tabletas. Cuando iniciamos en el año 2008 sólo un porcentaje muy bajo de la población estudiantil tenía acceso a un celular de los llamados “inteligentes”, inclusive los usuarios tenían que utilizar otro tipo de reproductores de Mp3, o CD. La tecnología y su acceso al público general ha evolucionado tremendamente en este tiempo.

Ahora, como mencionaba, estamos desarrollando una nueva plataforma que permite una interacción mejor por parte de los usuarios, además de una renovación de nuestra imagen y de la forma de comunicación. Todo ello con el objetivo de que el usuario tenga una mejor experiencia en el uso de nuestra plataforma y nos actualicemos. Ahora los usuarios van a poder dejar comentarios e interactuar con otros usuarios. También empezaremos a sugerir contenidos similares a los que ya están escuchando o descargando, tanto mediante el uso de minería de datos para conocer los patrones de preferencia del usuario como de recomendaciones de productos similares que el sistema pueda hacerles en automático. Por supuesto, mejoraremos la funcionalidad de nuestras apps porque estamos convencidos que cada vez más será el medio de consulta de Descarga Cultura.UNAM.

¿De qué manera la vinculación con otras áreas de la propia UNAM o del exterior, ayuda a que Descarga Cultura mantenga su vigencia?

Ha sido y sigue siendo importantísima esa vinculación con otras áreas de la UNAM tanto para el desarrollo y alojamiento de nuestra plataforma, como para la generación de contenidos y la difusión a nuestro público. En ese sentido podemos decir que Descarga Cultura.UNAM es un programa colectivo universitario. Sólo a través de la red de apoyos que hemos tejido es posible este servicio de extensión universitaria.

¿Qué perfil tiene su público asiduo?

Es público entre los 20 y 45 años mayoritariamente, usuario de tecnologías y asiduo a los productos culturales que genera la Universidad. Nos sigue gente que se ha alejado físicamente de la Universidad y que a través de Descarga Cultura.UNAM busca seguir en contacto con ella. Por supuesto, es gente interesada por la cultura en general y particularmente se trata de lectores competentes y nuevos lectores.

¿Qué relación mantienen con él en términos de interacción digital?

Mantenemos una relación constante de varias maneras: enviamos periódicamente un boletín mediante correo electrónico con nuestras novedades. Asimismo, difundimos novedades y demás contenido a través de redes sociales donde contestamos inquietudes y comentarios de los usuarios, además de la comunicación que nos llega a través de la propia plataforma.