Entrevista con Kurt Thielen

Por la redacción

Zebralution está especializado en un tipo concreto de mercado: marketing y metadatos para contenido audio. En Spotify los algoritmos funcionan muy bien haciendo sugerencias según nuestros gustos. ¿Qué se precisa para que los algoritmos trabajen de la misma forma en el caso de los audiolibros y podcasts?

Mucho de ello depende de la calidad de los metadatos y las etiquetas que proporcionan las editoriales y sus compañías de servicios. Cuanto mejor sean mejor funcionarán los algoritmos. ¡Spotify te da ya recomendaciones cuando eliges un audiolibro!

En la industria musical, el formato digital causó una gran disrupción en el modelo de negocio. ¿Crees que podría ser replicado en el mercado del libro?

Creo que el mercado del libro está en una situación mucho mejor que la industria musical siempre que esté dispuesto a aceptar algunos aprendizajes. La disrupción fue muy profunda en la música y costó mucho dinero y puestos de trabajos. Pero la mejora debido al streaming es de grandes proporciones. Por ejemplo, la predicción para el mercado alemán es que la facturación del streaming se doblará desde 2018 a 2019, siendo ahora ya el formato más fuerte y con un mercado que acaba de alcanzar la solidez que tenía en 2006.

¿Cuál es la diferencia en marketing entre audiolibros y otros formatos como libros impresos y digitales?

Más allá de la diferencia obvia que puede aportar un narrador bien conocido, la movilidad que aportan los audiolibros digitales son la clave – puedes escucharlos en muchísimas situaciones donde no puedes leer.

En términos de monetarización y precios, ¿cuáles son los posibles cambios en el campo de audiolibros?

Estoy completamente convencido de que el streaming es el camino de futuro para los audiolibros y con ello para diferentes modelos de suscripción.

¿Crees que los audiolibros, en su formato actual, han sido desarrollado hasta alcanzar el máximo potencial de las técnicas sonoras o puede que haya aún una evolución?

Parece que el mercado potente para los audiodramas producidos de forma particular es algo único. Sin embargo, el uso de más voces, música y sonido puede añadir más components a algunos libros y estoy convencido de que esto se convertirá en una tendencia en otros países.