TEMAS

¡Los audiolibros han vuelto!

Los audiolibros no son un nuevo fenómeno, aunque con la transición hacia lo digital se ha superado el obstáculo del espacio y gracias a los millones de smartphones, ¡los audiolibros han vuelto! Los editores redescubren sus fondos de catálogo y creando nuevo contenido alrededor del contenido original. Esto ocurre a menudo a través de colaboraciones con plataformas que ya existen. Los editores han de prestar atención a las numerosas posibilidades ya que cada vez se desarrollarán más formatos de audio. ¿Cuál será el siguiente?  
 


Suscripción – un nuevo enfoque basado en un sistema convencional

Con la digitalización, el modelo clásico de venta y préstamo de libros ha sido superado y ampliado por otros modelos que, aprovechando las nuevas herramientas, ofrecen nuevas modalidades de venta. Curiosamente, el modelo de subscripción, el más exitoso entre los nuevos modelos, no deja de ser un modelo tradicional que se había extinguido y que ha sido recuperado para los modelos digitales. 
 


Estrategias de derechos online – comprar y vender en la esfera virtual

Derechos y licencias, negociación, merchandising, ventas cross-media. Es necesario desarollar una estrategia IP propia online que abarque desde los modelos de subscripción a las estrategias de streaming y los modelos tradicionales. Las plataformas online como IPR permiten a los editores internacionales realizar transacciones entre títulos del fondo de catálogo y las novedades de una manera más sencilla, rápida y efectiva  a nivel de costes, todos los días del año. 
 


Detectabilidad – Los metadatos son la fuente de todo

Sin buenos metadatos, el contenido se perderá en el marasmo de la esfera digital. Ni los lectores ni los distribuidores serán capaces de encontrar tu libro. Y los competidores acechan. Los metadatos permiten una tranmisión de información, completa e instánea entre todos aquellos actores de la cadena del libro, contribuyendo a la mejora en las ventas. 
 


Open Access – como aprovechar tu contenido y transmitir conocimiento

Las publicaciones en acceso abierto han pasado a ser una parte fundamental del ecosistema de las publicaciones académicas. Sin embargo, para editorales más pequeñas, el acceso abierto a menudo está reñido con la obtención de beneficios e ingresos que permitan mantenerse a flote así como con la generación de contenidos de calidad.  ¿Qué estrategias se pueden seguir en este campo para hacer ambos modelos compatibles?
 


Crear un ecosistema propio – cadenas de valor fluídas y multidireccionales

El contenido ya no está ligado necesariamente a un formato en particular. Las fronteras entre las industrias cada vez se diluyen más, alumbrando nuevos modelos de negocio. Ya no existe un solo ecosistema sino varios, dinámicos y vivos, que se funden entre sí. Los editores necesitan expandirse más allá de las tiendas tradicionales en su formato cerrado, y buscar a nuevos socios, actores, canales de distribución y posibilidades de maximizar su IP. 
 


Creación de modelos de negocio para tu contenido: PoD, distribución digital, etc.

Los editores se enfrentan a un medio cada vez más competitivo y en continua evolución. Tienen que adaptarse continuamente y aceptar que la disrupción es la nueva norma. No hay tiempo para quedarse quieto y relajarse. Se necesita ambición y un desafío continuo consigo mismo, en busca de la próxima (gran) cosa. 
 


Análisis del comportamiento del usuario – adaptando la estrategia de la empresa

¿Cuáles son los cambios recientes más importantes en la edición internacional, tanto en digital como impreso? ¿Siguen siendo los libros infantojuveniles la tendencia a largo plazo? ¿Cuáles son las novedades de los nuevos canales de venta, cual es la situación de los editores independientes? ¿Qué ocurre con la autoedición? Aquí se plantearán datos y números para contestar a estas y otras preguntas.
 


¿Cómo alcanzar a los lectores jóvenes? – Nuevas estrategias en el campo de la literatura infantil y juvenil

Los libros de literatura infantil y juvenil son una fuente continua de ingresos. Sin embargo, a diferencia de otros segmentos, los lectores no son siempre los clientes. Los niños y adolescentes llevan, por otro lado, la delantera en muchos de los cambios de manera que este es el campo idóneo para probar nuevas estrategias. ¿Como llegar a estos lectores que no con consumidores? ¿Cómo alcanzar un público cuyos patrones de consumo y pensamiento no son necesariamente los mismos que los de los creadores de contenido?